la gran via
Comunidad

La Gran Vía, una magnífica historia con sabor de calidad

Esta empresa, por su crecimiento constante y firme reconocimiento en el sector empresarial nacional, es un modelo a seguir.


COGUA, CUNDINAMARCA

- Publicidad -

Con una sólida constitución, estabilidad económica y gran sentido del servicio social, esta empresa se ha convertido en el mejor ejemplo de emprendimiento y éxito empresarial en Colombia, al posicionarse como una de las empresas lecheras más fructíferas del mercado regional, no obstante haber tenido que afrontar obstáculos que, en su momento, entorpecieron su exitoso desarrollo y consolidación en el mercado local y nacional.

La historia de La Gran Vía se divide en dos etapas muy importantes. La primera constituye el nacimiento de la marca, cuando el empresario Luis Enrique Pinzón (Q. E. P. D.), decidió emprender este proyecto, que marcaría una gran época en el sector lechero. Durante esta etapa la empresa se destacó, no solo por su éxito comercial, sino también por su dedicación, apoyo y patrocinio a organizaciones y eventos culturales, educativos, y en especial los relacionados con el ciclismo colombiano.

- Publicidad -

En ese momento la empresa gozó de gran auge y prosperidad. Sin embargo, después de un tiempo afrontó dificultades financieras que eventualmente la llevaron a su cierre.

Una segunda y definitiva etapa de calidad

La segunda etapa marcó el resurgimiento de la empresa, luego de seis años de inactividad, cuando dos grandes visionarios y emprendedores: José del Carmen Bustos, quien se dedicaba a la producción y distribución de quesos, y Héctor Orlando Rincón Forero, reconocido en el medio por la compra de grandes volúmenes de leche cruda en la Sabana, decidieron unirse y retomar esta importante y reconocida marca, de nuevo con el nombre de La Gran Vía, cuyo objetivo principal consistió en la transformación de materia prima, es decir, la pasteurización de leche, para de esta forma satisfacer de la manera más oportuna las necesidades de la comunidad.

- Publicidad -

Tras la adquisición de la empresa se relanzó la firma con éxito total gracias a la gran acogida por los clientes dado su reconocimiento a la marca. Al iniciar esta nueva etapa los socios comenzaron a pasteurizar aproximadamente cinco mil litros de leche, lo cual fue considerado un gran volumen para una empresa que apenas resurgía y cuyas únicas herramientas para competir con otras grandes empresas, salvo la excelente percepción de su fiel clientela, eran las estrategias innovadoras y de calidad utilizadas. Actualmente la empresa cuenta con una planta principal ubicada en Cogua. km 7 vía Zipaquirá-Nemocón, vereda El Mortiño, y sedes como las de Villavicencio, Girardot y Bogotá, entre otras.

Además, a pesar de los cambios económicos, políticos y sociales del país, La Gran Vía, a la vez que ha ampliado su portafolio de productos (leche fresca, leche larga vida, yogur, queso, arequipe, avena, jugos, gelatinas…), se ha preocupado por el bienestar de la comunidad al asumir un compromiso social y humano cada día más fuerte y sólido. Es por eso que hoy día continúa patrocinando eventos que ayudan al desarrollo y progreso de las comunidades, lo que se evidencia en el apoyo a estudiantes de bajos recursos y a nacientes deportistas, sobre todo en ciclismo y fútbol. Por otro lado, ayuda al progreso económica de diversos sectores de la sociedad, ya que desde su resurgimiento ha generado más de cuatrocientos empleos a personas que viven en veredas localizadas en los alrededores de la planta principal.

La Gran Vía cuenta con personal en la parte de compra o recolección de leche, en la planta y en el departamento de distribución; el 95% de ellos son empleados directos, y a todos les brinda las mejores condiciones laborales y humanas, de manera que les permita progresar y tener una mejor calidad de vida.

- Publicidad -

Otro de los factores que han hecho que esta empresa haya alcanzado un gran desarrollo tecnológico de forma constante ha sido el de sus buenas relaciones con entidades financieras. Asimismo, los directivos siempre han tenido por lema “Cuando Pida, Exija”, que se aplica en todos los ámbitos y su tecnología de punta no solo permite elaborar productos de alta calidad a un precio razonable, sino que satisface las necesidades del mercado.

Por todo esto y por mucho más, La Gran Vía celebró con orgullo el 16 de marzo quince años como empresa y entidad patrocinadora del progreso, al buscar incansablemente seguir posicionándose como líder en el mercado y cumplir a cabalidad sus objetivos, misión y visión, demuestra y reafirma cada día su compromiso económico, social y humano con la comunidad local y el país,   

La Gran Vía cuenta con personal en la parte de compra o recolección de leche, en la planta y en el departamento de distribución; el 95% de ellos son empleados directos, y a todos les brinda las mejores condiciones laborales y humanas, de manera que les permita progresar y tener una mejor calidad de vida.

Más de Comunidad

De Interés

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *