Mientras se ejecutan parte de los trabajos para la construcción de la segunda calzada de la variante Zipaquirá – Ubaté en el departamento de Cundinamarca, las autoridades arqueológicas hallaron varios vestigios localizados hace años en esta zona, así, minuciosamente se han recuperado restos vasijas, fragmentos de cerámica, vidrio y otros elementos. Gracias al plan de manejo arqueológico que se brinda en este tipo de construcciones viales.

El patrimonio arqueológico encontrado en las obras de infraestructura se encuentra protegido por la norma nacional colombianas y, según la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), «los contratos de concesión vial incorporan normas y mecanismos para recuperar y preservar este tipo de patrimonios».

El mismo procedimiento investigativo ha llevado que la arqueóloga encargada, Tatiana Hernández, acordone la zona y en ella se realicen ‘pozos de sondeo’ que brindan una estadística grosso modo del material histórico que se encuentra en el lugar, posteriormente, se establece la ‘etapa de corte de rescate arqueológico’ (donde se han hecho dos cortes: de rescate y corte de rescate 2, con 50 cuadrículas de excavación) que corresponde al recuperar hasta el último material cultural que se encuentre en el espacio.

Tatiana Hernández, arqueóloga encargada del hallazgo en la variante Zipaquirá – Ubaté.

Según Hernández, este hallazgo data para la época republicana o colonial, más o menos al año de 1500, donde los indígenas de la región tenían contacto con los españoles colonizadores. Dato que se confirmará en la etapa de laboratorio, donde se intentará armar los vestigios y así corroborar que esa zona de construcción correspondió a territorio habitacional indígena.

Este descubrimiento arqueológico se une a una serie de carreteras en construcción, donde la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) ha conseguido en Colombia casi dos millones y medio de hallazgos, 2,487,469 de ellos, localizados en unos 420 sitios arqueológicos.

Hallazgos arqueológicos en la zona, a un nivel de descapote entre los 20 y 30 centímetros de profundidad, más 20 centímetros de excavación, lo que implica que no es moderno, pues entre más se ahonde; más longevos son las piezas encontradas.

Este hallazgo data para la época republicana o colonial, más o menos al año de 1500, donde los indígenas de la región tenían contacto con los españoles colonizadores.

Foto portada: Hallazgos arqueológicos encontrados el pasado miércoles 15 de junio, autoría de Extrategia Medios. 

De Interés

Más de: Comunidad

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.