Opinión

Este año también va a fracasar

Por Mauricio Riveros B.

 

Reflexione por un momento sobre esta pregunta:

 

  • ¿Qué imagen tiene de usted – cómo se ve y qué rol desempeña – con respecto a su familia, su trabajo y sus amigos?

 

{module PublicidadInterior}

Responda con sinceridad, tómese su tiempo, preferiblemente haga esto por escrito – no se lo va a mostrar a nadie, aproveche unos minutos con usted, tal vez le tome algunos días completar la respuesta para cada área: Familia, trabajo, y amigos. Revise muy bien que su respuesta no se limite a exhibir la imagen que usted ya se acostumbró a mostrar a los demás – esa que dice “yo no tengo ningún problema y soy feliz”. ¿Acaso no se siente importante ni feliz en alguno de esos entornos? ¿Tal vez le ignoran frecuentemente a usted o a sus logros? ¿Recibe maltrato físico o psicológico? ¿No le pagan lo suficiente, de acuerdo con su nivel de trabajo, de responsabilidad o en comparación a otras personas? ¿No tiene la pareja que realmente desea, o sus hijos pasan por encima de usted y su autoridad? ¿Por más que se esfuerza no se logra destacar ni sentir a gusto en alguna de estas áreas? Escriba, piense, reflexions, escriba de nuevo, todo lo que pueda. ¿Cómo se ve en cada aspecto? ¿Como una persona ganadora, como una persona perdedora, o como alguien que ni siquiera tiene una calificación allí?

 

La frase más mentirosa que podemos pronunciar es “a mí no me importa lo que digan de mí”, pues el concepto personal se forma a partir de las observaciones, actitudes y respuestas de quienes nos rodean. Aún quien decide retirarse a vivir en soledad tiene como referente la opinión ajena – al punto que se aísla totalmente de ella.  Sin embargo, no nos vamos a concentrar solo en la opinión de los demás. Revise su escrito, reflexione y responda: 

 

- Publicidad -
  • ¿Qué imagen tiene de usted?

 

  • ¿Cuál es su situación actual?

 

¿Encuentra relación entre las dos preguntas? Usualmente el fracaso y el éxito están directamente relacionados con la imagen propia. Una auto imagen débil o negativa se produce a partir de las frustraciones y fracasos de la vida – y esta auto imagen va a influir en los resultados – o la falta de ellos por el resto de la vida, en un ciclo de depresión, soledad, angustia y muerte. ¿Cómo romper el ciclo? ¿Qué impide que, a pesar de querer mejorar mi situación, yo logre una estabilidad personal, emocional y financiera?

- Publicidad -

Jamás podrá ir más allá de la imagen que se ha formado de usted

 

- Publicidad -

Ésta es una verdad muy antigua que surge en este ejercicio personal. A menos que mejore – y de excelente forma, su imagen personal, sus resultados nunca mejorarán, con su familia, su trabajo, sus amigos, y, sobre todo – con usted.

 

El primer concepto que debe comprender es que usted no es producto del azar. Una fuerza suprema, – puede llamarlo Dios, el universo o como quiera, le ha creado de manera expresa, con un propósito particular ¡y usted se enredó haciendo propósitos de año nuevo! Todo lo creado en nuestro universo no solo tiene su propio propósito, sino que es un buen propósito. Hasta una araña – que no tiene ni cerebro, tiene la particularidad de tejer una excelente telaraña para abastecerse de comida ¿y me va a decir que usted no tiene un propósito más grande? A la araña se le ha dotado de un líquido especial para no quedarse pegada a su propia telaraña ¿y me va a decir que usted ya se enredó en la suya? Con esta simple reflexión usted ya tiene una herramienta para romper el fatal ciclo del fracaso tras fracaso en la vida, porque si esa fuerza superior hubiese necesitado un solo humano, no se habría tomado la molestia de crear miles de millones, y cada uno diferente. Además de la araña, mire la perfección de una mariposa, la velocidad de un jaguar, o el perfecto sistema de almacenamiento de energía en una semilla que se va a sembrar o a comer. ¡Cuánto más perfecto no será usted! 

- Publicidad -

 

A veces nos complicamos con el término “proyecto de vida” asumiendo que va a requerir un montón de esfuerzo, sudor y lágrimas, pero nada más alejado de la realidad – a veces nuestro propósito en la vida no pasa de “ser feliz” – otra cosa es que ser disciplinados y dedicados nos produce mucha satisfacción, pero otras veces bastará con contemplar una puesta de sol o los ojos de nuestros hijos. Si usted experimenta la sensación de derrota o fracaso en alguno de los aspectos que hemos examinado (familia, amigos o trabajo), simplemente es porque ha habido una desconexión entre su propósito en este mundo y su auto imagen. 

 

- Publicidad -

¿Por qué apuntarle a sueños elevados, pensamientos positivos y actos de victoria? Porque hemos sido creados como seres fuertes y valientes, con la capacidad de superar los obstáculos aprendiendo de ellos. Porque hemos sido creados de manera perfecta – no nos falta ni nos sobra nada en el diseño, así que es el momento de hacer a un lado las excusas, las debilidades y las inseguridades. En la misión que se nos ha asignado no hay espacio para lamentarse, derrotarnos, ni mucho menos destruirnos. Los pensamientos negativos siempre nos acompañarán como una trampa, así que cuando aparezcan:

 

  • Los dejamos pasar.

 

- Publicidad -
  • Los sustituimos por otros que sean positivos.

 

Gradualmente encontraremos nuestro plan en las actividades que iremos acogiendo de manera positiva y entusiasta porque esa fuerza creadora incontenible no nos creó como sobrevivientes, sino como hacedores de triunfos, de una vida en paz y de grandes logros. De ahora en adelante la mirada que se va a dar será la de la fe – porque cree en usted y ha comprendido que no ha nacido para vivir en la derrota, cambie la forma de verse – piense en grande porque ES grande. Lea nuevamente el ejercicio que escribió, y cambie las definiciones negativas, por otras en las que se muestre como una persona valiosa y ganadora ¡póngase en acción!

 

En la misión que se nos ha asignado no hay espacio para lamentarse, derrotarnos, ni mucho menos destruirnos

Extrategia Medios
Equipo de redacción de Extrategia Medios

De Interés

Más de: Opinión

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *