Encontrado muerto conductor que habia desaparecido en Cundinamarca
Seguridad

Encontrado muerto conductor que había desaparecido en Cundinamarca

La SIJIN de la Policía de Cundinamarca inició las acciones tendientes a establecer el paradero del responsable o los responsables de este acto violento.

Luis Orlando Cárdenas qepd.


GUASCA, CUNDINAMARCA.


La Policía de Cundinamarca confirmó el hallazgo del cuerpo sin vida de Luis Orlando Cárdenas en la vereda Pastor Ospina, del municipio de Guasca, en la mañana de ayer domingo. Fue la misma comunidad que avisó a las autoridades del cuerpo abandonado en la zona, según lo comunicó Caracol Radio.

 

Las unidades de la Seccional de Investigación Criminal (SIJIN) de la Policía realizaron el procedimiento de inspección técnica al cadáver y la recolección del material probatorio.

 

{module PublicidadInterior}

 

Su hijo Sergio Cárdenas había denunciado en Caracol Radio la desaparición de su padre el pasado 18 de diciembre, cuando recibió una solicitud de una empresa para realizar un servicio de transporte público especial en la provincia de Guavio.

 

“Me había comentado que tenía un servicio del municipio de Gama a Zipaquirá en Cundinamarca, a las tres de la mañana el sábado (19 de diciembre). Era un desplazamiento común y frecuente que realizaba en la zona”, dijo en su momento Sergio.

 

La Policía de Cundinamarca determinó que la camioneta Renault Alaska Blanca con platón en la que se desplazaba, de placas JOX-131, salió a hacer la ruta ese viernes desde el barrio El Codito, localidad de Usaquén. También confirmó que el vehículo había sido entregado el pasado 20 de noviembre del concesionario y era modelo 2021.

 

En Caracol Radio, su hijo Sergio había manifestado su preocupación por la vida e integridad de su padre. “Lo que pensamos es que se trate de un hurto, porque la camioneta estaba nueva. Alguien sabía de la ruta que iba a hacer mi papá”, dijo Sergio.

 

La familia de Cárdenas había iniciado una desesperada búsqueda desde el sábado 19 de diciembre en varios municipios de Cundinamarca, cuando perdieron todo contacto de él en la vía a La Calera. Incluso, había ofrecido una recompensa de hasta cinco millones de pesos para quien diera información de su paradero.

 

Hasta ahora no hay pistas de la camioneta. La SIJIN de la Policía de Cundinamarca inició las acciones tendientes a establecer el paradero del responsable o los responsables de este acto violento.

 

“Me había comentado que tenía un servicio del municipio de Gama a Zipaquirá en Cundinamarca, a las tres de la mañana el sábado (19 de diciembre)”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más enSeguridad

De interés