Diciembre es un mes de amores y odios, sin embargo, por ser el último mes del año tiene un significado especial. Disfrutarlo en alegría, armonía, unión familiar, perdón y aceptación; desempolva las tradiciones, y entre ellas los fuegos artificiales…

En esta época de regocijo, por amor y respeto a nuestros semejantes, concienticemos que la pólvora es sinónima de nidos abandonados, muerte de aves, dejando así crías que padecen hambre, animales de compañía perdidos y desorientados, desafortunadamente presentando cuadros de estrés e infartos. Afectando también a, personas con condiciones especiales.

Recordemos que hace un año el Gobernador de Cundinamarca Nicolas García Bustos, solicitó a los 116 mandatarios de los municipios que conforman al departamento; celebrar las fiestas con responsabilidad, sin el uso de pólvora. “Queremos que todos se sumen a la firma del decreto que prohíbe la utilización de la pólvora en sus territorios. Nuestros niños son los principales afectados normalmente en esta época de fin de año”, indicó el mandatario.

Las alternativas para dejar atrás los tradicionales juegos pirotécnicos son la pólvora con bajo impacto auditivo y los shows drones.

Invitamos a celebrar navidad y recibir el 2022 sin perjudicar las formas de vida.

Foto portada de Cottonbro en Pexels.

Las alternativas para dejar atrás los tradicionales juegos pirotécnicos son la pólvora con bajo impacto auditivo y los shows drones.

De Interés

Más de: Cundinamarca

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.