La ola invernal ha dejado varias afectaciones en Cundinamarca, uno de los casos más recientes paso a finales del mes de noviembre en la vía Bogotá–Choachí, la cual debido a las fuertes lluvias sufrió deslizamientos de tierra.

 

Desde entonces y debido a las constantes precipitaciones, en reiteradas ocasiones se ha cerrado temporalmente este corredor vial que conecta a Bogotá con el oriente del departamento de Cundinamarca, causando retrasos y trancones en la vía.

 

Actualmente, la empresa Perimetral Oriental de Bogotá (POB), en conjunto con otras entidades como el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (IDIGER), se encuentra realizando labores de remoción de escombros y tierra para habilitar el paso normal por la vía.

 

La POB expresó que “se presenta paso a un carril por deslizamiento en la vía que conduce a Choachí. Ruta:4006A, sector El Raizal”.

 

Finalmente, las autoridades hacen un llamado a los conductores, visitantes y habitantes de Choachí para planear con antelación sus viajes y tener paciencia ante el paso restringido.

La empresa Perimetral Oriental de Bogotá (POB), en conjunto con otras entidades, se encuentra realizando labores de remoción de escombros y tierra para habilitar el paso normal por la vía.

Foto portada y otra: imágenes de limpiezas pasadas en la vía Bogotá–Choachí. Autoría: Twitter (@IDIGER).

Más de Choachí

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *