La venta de ropa de reconocidas marcas de segundo uso, ha encontrado en internet una plataforma perfecta para ampliar el nivel de ventas y fomentar el consumo responsable.

En Colombia, los emprendimientos en línea se han encargado de poner en los armarios de las jóvenes los diseños de respetadas marcas como Zara, Louis Vuitton, Gucci, entre otros, que de otro modo serían algo inalcanzables para muchas.

Desde outfits completos como faldas, blusas, tacones, aretes y pañuelos confeccionados en las mejores sedas, este tipo de plataformas digitales también apuestan por el intercambio de otros accesorios como sudaderas, pantalones y zapatillas para un estilo más informal.

Si bien hay un objetivo de las empresas para el cuidado del medio ambiente con la reutilización de las prendas, en el caso de las clientes de la web colombiana GoTrendier, su interés primario es vestir bien sin gastar grandes sumas de dinero.

De acuerdo a los principales estimados de esta empresa, el ahorro puede llegar hasta el 40%, con lo cual la apuesta por este tipo de transacción es una oportunidad perfecta para lucir de dos a tres prendas de alta costura en el mes, sin preocuparse por llegar ajustados con su presupuesto.

Según los creadores de esta página web de compra y venta de ropa usada, la elección del público también se debe a que tienen los suficientes filtros para evitar ofertas de réplicas o copias que se promocionan como originales en la red.

Gracias a estas cualidades, esta plataforma digital tiene una comunidad de 3.5 millones de clientas entre Colombia y México, no solo interesadas en el consumo responsable sino en lucir bien a un costo aceptable.

La iniciativa no es ajena a grandes empresas en el mundo como H&M que acaba de relanzar su plataforma de venta de ropa usada llamada Sellpy, con un alcance en 20 países europeos, entre ellos España.

Mediante el aplicativo, se asegura el recojo de la prenda usada, su venta en línea y posterior envío al nuevo propietario. Esto como parte de su política de sostenibilidad para el ahorro en insumos y gasto de energía que se requiere para elaborar una nueva colección. Con siete años en el mercado, la aplicación de la marca sueca ha conseguido la reutilización de nueve millones de prendas de sus diversas colecciones.

- Publicidad -

Asimismo, según el portal SuperBelle.it, la marca Benetton formó una alianza estratégica con Depop, una plataforma global especializada en la venta de productos vintage con más de 27 millones de usuarios en el mundo. En esta primera incursión, la compañía italiana ha escogido un catálogo de ropa de los años 80 y 90 para atraer el interés de consumidores de esa generación, así como de un público más joven.

Gracias al impulso de estas marcas es que esta tendencia sigue en alza. Solo en el 2019, 62 millones de mujeres compraron ropa de segundo uso y la proyección es que en tres años la cifra se acerque a los 65 millones a nivel global.

Clientes acceden a prendas de reconocidas marcas hasta con un 40% menos del precio original.

Foto Portada: Pixabay

- Publicidad -

Más de Bogotá

De Interés

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *