Cumpliendo con el deber de generar estrategias, compromisos y responsabilidades ambientales, la Empresa de Servicios Públicos de Chía (EMSERCHIA) lanzó el proyecto SACA, el cual consiste en reducir el impacto negativo que está generando la indebida e inapropiada recolección de aceite de cocina usado.

En convenio con el gestor GreenFuel, se han dispuesto 24 puntos limpios de recolección, estratégicamente ubicados en todas las zonas urbanas y rurales de Chía, a los cuales, cada uno de los hogares podrá llevar el aceite de cocina usado.

A través de la página web www.emserchia.gov.co/ podrán estos puntos ser consultados.

Los conjuntos residenciales tendrán un contenedor especial, que paulatinamente se irán entregando mediante verificación de la unidad técnica de almacenamiento central UTAC; o más conocido como los cuartos de basura de unidad.

¿Cómo disponer el aceite que ya no utiliza en casa?

Primero deberá dejar enfriar el aceite, luego retirar los sólidos gruesos que este contenga y finalmente, depositarlo en una botella plástica herméticamente sellada.

El impacto, beneficios y sostenibilidad de disponer adecuadamente el ACU (aceite de cocina usado) será de gran beneficio para la comunidad, pues evitará la obstrucción de las tuberías y el aumento en la operación de la PTAR; además, reducirá en un 83% las emisiones de gases de efecto invernadero.

A nivel de la salud, evitará enfermedades como el cáncer por el consumo de aceites reutilizados.

La invitación es a que todos hagan uso de este servicio, que está concebido para la gestión de estos residuos de origen doméstico y residencial, el cual es totalmente gratuito.

“Un litro de aceite usado y mal dispuesto, contamina mil litros de agua”.

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más de Chía

De Interés