Las cifras que arroja el último reporte del Instituto de Concesiones de Cundinamarca (ICCU), muestra que solo un tercio de las vías están en buen estado, se dice que es por falta de mantenimiento y la poca financiación frente a varios tramos en el departamento. Los residentes de los sectores afectados, manifiestan que se les hace complicado movilizarse a instituciones educativas, centros de salud, de hecho, hasta transportar sus propios alimentos.

Por ejemplo, algunas de las vías que se encuentran en un estado lamentable, son:

Vía Zipaquirá (Barandillas) – Tocancipá (La Fuente): 

A pesar de que, en el año 2021, iniciaron los trabajos de mejoramiento en 2,53 kilómetros en esta carretera, fueron suspendidos y por la temporada invernal, se ha inundado numerosas veces, haciendo de este tramo una zona intransitable. Según el mandatario municipal de Zipaquirá, Wilson García Fajardo, las obras reiniciarían en la tercera semana del mes de julio.  

Vía, Vereda Catalamonte, ubicada en Tena, Cundinamarca:

La carretera inicia en un lugar al que las personas del sector llaman ‘Patio Bonito’; donde los primeros 100 metros se encuentran pavimentados. Luego empieza la carretera destapada y se observa el primer hueco, la odisea expresa que, si la carretera estuviera en buen estado, el recorrido en carro sería de 10 minutos; pero con su condición actual el viaje tiene una duración mínima de 40 minutos. Hasta ahora, la Alcaldía Municipal de Tena, no tiene conocimiento de la longitud que comprende este tramo, para así hablar de su mejoramiento.

Vía Cajicá – Tabio:

El concejal de Tabio (Cundinamarca), Rolando González Eligio, en una entrevista realizada en el medio institucional ‘Radio UNIMINUTO’ acerca del estado de la vía, presenta: “Es lamentable el estado de la vía Cajicá-Tabio, pues es  una vía que falta al mantenimiento preventivo y al buen manejo de las aguas, que es una de las  principales causas de su daño, afectando así el turismo del municipio y diferentes vehículos  que han dañado sus carros por el estado de esta vía, pese a que este tramo es jurisdicción de  Cajicá, es necesario la coordinación de estos alcaldes para su arreglo definitivo, en su última  visita a Tabio el gobernador se comprometió a un arreglo de esta vía en el segundo semestre  del 2022”.

Sin embargo, desde el Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca (ICCU), inició el mantenimiento rutinario y periódico de cinco corredores, contemplados dentro del ‘Plan 500’ (proyecto que tiene como objetivo intervenir 500 kilómetros de vías secundarias a cargo del Departamento), donde se invierten más de $5.262 millones. Las obras iniciaron en el Guavio, en la vía Guasca – Gachetá.

LISTA DE PRECIOS CONSTRUCCIÓN, URBANISMO Y VÍAS DEPARTAMENTALES (POR PROVINCIA) (2022).
GOBERNACIÓN DE CUNDINAMARCA:

Por otro lado, el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García Bustos, habla que las otras vías que recibieran la intervención de mejoramiento son:

  1. Chusacá – Sibaté – Fusagasugá – Pasca.
  2. Chusacá – El Portillo – Bellavista – Santandercito – El Pin – La Victoria – El Colegio – Viotá – El Portillo.
  3. Zipaquirá – Pacho – La Palma.
  4. Ubaté – Boquerón – Boquerón – Guachetá – Boquerón – Lenguazaque – Villapinzón.

De manera paulatina se irá iniciando el bacheo y reparcheo en estos corredores viales, mientras tanto se adelantan las actividades propias de rocería, limpieza de cunetas y obras hidráulicas.

Más de 385 kilómetros que serán intervenidos en total para garantizar la transitabilidad en las vías a cargo del Departamento.

Foto portada: Imagen de referencia, autoría Instituto de Concesiones de Cundinamarca (ICCU).

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.