Max Verstappen y Checo Preñez juntos.
Deportes

Verstappen vs. Pérez: el fin de una gran relación

En el Gran Premio de Brasil, Max Verstappen desobedeció a su equipo al no dejar pasar a su compañero Sergio Pérez, que busca terminar en segundo lugar del campeonato y necesitaba los puntos para pasar a Leclerc.

Esto obviamente destapó una alcantarilla de rencores y de declaraciones por parte de ambos que obviamente afectan a las aspiraciones de Red Bull de cara al próximo campeonato de la Fórmula Uno, porque si antes eran un equipo unido, parece que ahora cada quien se rascará con sus propias uñas.

Se puede entrar aquí para apostar en la próxima carrera o en el deporte que tú quieras. Ahí encontrarás los mejores sitos y los más altos momios y de la manera más segura para hacer del deporte de tu elección una experiencia inolvidable.

¿Qué pasó entre ellos dos? ¿Hay solución? Vamos a repasarlo

Relación rota

Era una gran amistad, Verstappen ganaba carrera y Checo lo protegía. Quién no recuerda esa defensa en la última carrera de la temporada pasada, cuando el mexicano detuvo a Hamilton de una manera épica y le permitió a Max ser campeón del mundo.

El mismo neerlandés dijo que el azteca era una leyenda y la prensa y redes sociales apodaron a Pérez como el nuevo ministro de defensa de México. Verstappen tenía al mejor compañero que podía pedir. Manejaba perfecto y le servía de escudero para que el fuera campeón del mundo.

Esta temporada parecía que todo iba perfecto, pues su dinámica seguía igual, pero la diferencia es que Checo empezó a ganar más puntos y amenazaba con ganar más carreras y poles. Esto para efectos del campeonato de constructores es perfecto, porque tendrían a los mejores pilotos en la pista.

La fractura inició en Mónaco. En la Q3 Checo chocó y evitó que muchos pilotos no pudieran marcar mejores tiempos, incluido Verstappen. El mexicano se llevó la pole y eventualmente la carrera. Se reporta que en una junta le dijo a Christian Horner que lo había realizado apropósito y eso molestó muchísimo a Max que se la guardó.

La temporada siguió sin complicaciones y el holandés ganó su segundo campeonato, t Red Bull aseguró el título de constructores, entonces eso ponía toda la atención al mexicano, que necesitaba puntos para terminar segundo y hacer una temporada histórica para él y su equipo.

En Brasil, una muy mala estrategia del equipo hizo que los pilotos estuvieran muy por debajo del podio, pero se le dio a la orden a Verstappen que dejara pasar a Pérez para que sumara más puntos y rebasa a Leclerc con el que estaba empatado. Su negativa sorprendió a todo mundo, en especial al mexicano que dijo en la radio del equipo que mostraba quien era en realidad.

En las entrevistas post carrera, las declaraciones incendiaron más el ambiente dentro de Red Bull. Verstappen dijo que tenía sus razones y que no veía el problema de ayudar a Pérez cuando se necesitara, pues seguía empatado con el piloto de Ferrari y que todo estaba bien.

El mexicano fue un poco más agresivo al decir que si Verstappen tiene dos títulos es por él, dejando muy en claro que está bastante dolido por todo lo que ha hecho por él. Por su parte, Horner dijo que hablarán con el holandés para que esto no volviera a pasar, pero el daño ya estaba hecho. Max y Checo están divorciados.

¿Hay solución?

En la cena de despedida de Sebastian Vettel, a los dos se les notó muy distantes. No se hablaron, bueno ni se saludaron. Hay mucha tensión entre ambos por esta situación. Red Bull tiene un serio problema entre manos y no para la siguiente carrera. Este tema es para la temporada siguiente.

Al holandés se le ha olvidado las múltiples ocasiones en donde el equipo le pide al mexicano que le ceda la posición para que esté en posición de ganar. Pérez ya no estaría dispuesto a ayudar más a Max en búsqueda de su tercer título mundial y trabajaría para ganar el primero suyo.

Esto causaría una fuerte división dentro del equipo, que tiene un antecedente con Alain Prost y Ayrton Senna cuando compartieron equipo en McLaren. Todo era perfecto entre ellos, pero la relación se rompió y el equipo sufrió mucho.

Esto es lo que pasaría en Red Bull si Christian Horner no soluciona. Tiene a dos de los mejores pilotos del mundo que cuando trabajan como equipo no hay quien les gane, tiene que encontrar el equilibrio, dejarlos competir, pero también que colaboren entre ellos. Como en su momento fue el Ferrari de Rubens Barrichello y Michael Schumacher.

Lo que es un hecho es que Red Bull necesita a los dos. Max es doble campeón del mundo y Pérez un gran complemento. De momento no hay manera que el mexicano le compita al holandés, que es mucho más rápido, pero también no pueden perderlo por todo lo que hace para el equipo.

Es una situación muy compleja para ambos, que se puede solucionar si hay voluntad por parte de ambos ¿Lo lograrán?

De Interés

Más de: Deportes

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *