ChíaMedio ambiente

Según la CAR, en la Troncal de los Andes no hay un humedal

La Corporación Autónoma Regional (CAR), entregó un informe a todas las entidades que se han involucrado en el debate por el presunto daño ambiental que causaría la construcción de una variante entre Chía y la Autopista Norte, en donde según varios expertos, existe un ecosistema con características de humedal.

De acuerdo con la Corporación, es que la cuenca “no cumple con las características para ser determinado como un ecosistema con valores objeto de conservación ni servicios ecosistémicos asociados al sistema de humedal”. En el mismo estudio, se establece que el único sistema hídrico natural presente en esa zona desde 1939 es el Río Bogotá, siendo así, se explica que el cuerpo de agua existente allí es de origen artificial.

Según información de El Espectador, el predio ha sido reformado en varias ocasiones por los propietarios desde 2006, hace un mes se realizó la última modificación cuando se desviaron las aguas del canal Proleche, un sistema de evacuación de aguas lluvia, para que se conectaran con las de este ecosistema. Siendo así, la actividad humana junto a la naturaleza del cuerpo de agua, han permitido migración de diferentes especies de fauna silvestre y el nacimiento de vegetación acuática.

- Publicidad -
- Publicidad -

El informe de caracterización asegura que, aunque en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de Chía, el terreno se encuentra dentro del parámetro del Río Bogotá, no tiene conexión con ningún sistema hídrico del sector.

Para concluir, la CAR explica que este cuerpo de agua es una Zona de Uso y Manejo de áreas de Restauración, Subzona de Uso y Manejo por Áreas de Restauración Ecológica, quiere decir que, hace parte de un plano de inundación que tenía una mayor extensión en años pasados.

Asimismo, la Corporación advirtió que, algunas especies encontradas están en vía de extinción, como la tingua moteada y se deberán tomar medidas adecuadas para la protección de estos animales. “Se debe (…) monitorear la actividad de estos, con el fin de definir si corresponde a una especie residente, y establecer, en caso de ser necesario, la reubicación de la posible población, a humedales que brinden condiciones aptas para su desarrollo y sean permanentes durante el año”, enfatizó la entidad a El Espectador.

Finalmente, la CAR concluye que se debe reservar el predio para su conservación y mantener la cuenca como Zona de Protección Hídrica (ZPH) en el POT, luego de conocer que el propietario determinó conectar el cuerpo de agua con el canal Proleche y para la Corporación esto aumentaría el riesgo de desbordamiento.

Adicionalmente, el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García Bustos, explicó que se va a cambiar el trazado de la obra, reiterando que se debe proteger el ecosistema, así fuera o no determinado como humedal. Para esta nueva propuesta, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) viene trabajando junto a Accenorte, asegurando que en el nuevo diseño de la obra se encontrará una alternativa para que los cuerpos de agua se crucen con las obras que ya están adelantadas.

- Publicidad -

La CAR explica que este cuerpo de agua es una Zona de Uso y Manejo de áreas de Restauración, Subzona de Uso y Manejo por Áreas de Restauración Ecológica.

Foto Portada: El Espectador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más deChía

De interés