Cultura

La música del rebusque en Bogotá


BOGOTÁ.


- Publicidad -
- Publicidad -

Por:Olga Lucía Vásquez

El Archivo de Bogotá, a través de su Fonoteca, se encarga de recoger los registros sonoros de la ciudad. El sonido de los pájaros, de los aviones, de las ambulancias, de las bandas de guerra de los colegios, de los batallones, el motor de un carro y hasta la música de las discotiendas, va formando el patrimonio histórico de la ciudad, por evocar una época.

- Publicidad -
- Publicidad -

Por esta razón nace el proyecto “La música del rebusque”, para registrar los sonidos musicales del año 2015. Bernardo Vasco, uno de los autores de esta iniciativa, lo resume diciendo que “una manera de registrar la Bogotá de hoy, es a través de esos actores sonoros que son los músicos de la calle”.

Muchos de estos músicos no son profesionales. Han aprendido su arte de otros o simplemente tienen un talento desde pequeños. Lo que sí tienen en común es que intentan ganarse el sustento diario con su arte, transitando y cantando por las calles de Bogotá.

Todos fueron compilados en un disco, que cuenta historias de cómo se vive en las calles capitalinas al ritmo de buena música. Entre quienes hacen parte de esta producción hay una agrupación “Son del Pacífico” que fueron encontrados en Bogotá, ofreciendo su marimba para la venta. Tenían un viaje programado para Cali y buscaban recursos para lograrlo.

- Publicidad -
- Dale clic para escuchar -

 

“Muchos de estos músicos no son profesionales. Han aprendido su arte de otros o simplemente tienen un talento desde pequeños. Lo que sí tienen en común es que intentan ganarse el sustento diario con su arte, transitando y cantando por las calles de Bogotá”.

Es posible escuchar aportes de los indígenas Embera Katío, que se han tenido que desplazar a la ciudad. También sonidos de un músico profesional venezolano, José Peñaranda, que debido a la crisis de su país decidió venirse a forjar un futuro en Bogotá.

- Publicidad -

Mónica Reyes, otra de las gestoras de este proyecto, dice que pudo pasar por el mismo punto de la ciudad entre 5 y 10 veces en busca de estos artistas. Aunque fue duro, para ella este trabajo fue muy chévere “porque es muy variado y se puede apreciar la pluriculturalidad”.

Esta recopilación se hizo durante tres meses, en esta primera fase se escogieron 18 artistas y 26 canciones. “La idea era capturar a los músicos en su espacio, sin alteraciones de audio, sin mezcla que de alguna manera traicionarán el espíritu de cantar en vivo”, resume Vasco.

En muchas de estas canciones se escucha a gente aplaudiendo, a veces desafina pero así es la interpretación original, así es como los bogotanos los sienten todos los días. “La idea era dejar un testimonio sonoro de que en el año 2015 en la carrera Séptima había unos personajes que cantaban por unas monedas”, anota Vasco.

- Publicidad -

Música de todos los géneros y regiones, con la originalidad de su sonido ambiente y totalmente impregnados de la calle se escucharán gracias a esta recopilación que inicialmente se distribuirá en colegios y podrá ser consultada en el Archivo de Bogotá.

 

“La idea era dejar un testimonio sonoro de que en el año 2015 en la carrera Séptima había unos personajes que cantaban por unas monedas”, anota Bernardo Vasco.

 

- Publicidad -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más deCultura

De interés