Recorridos SabanaRelatos de Provincia

La majestuosa escultura de Simón Bolívar custodiada por el eucalipto rojo en Zipaquirá

Un hermoso árbol, el eucalipto rojo, una especie de ‘Corymbia’ también conocida como eucalipto de flores rojas, custodia la histórica escultura que el maestro Antonio Frío hizo en honor a Simón Bolívar. Este monumento rememora un momento especial cuando el Libertador estuvo en Zipaquirá, mes y medio después de la Batalla de Boyacá.

La Llegada de Bolívar a Zipaquirá: Un Momento Histórico

Después del triunfo en la Batalla de Boyacá, acaecida el 7 de agosto de 1819, Simón Bolívar llegó a Zipaquirá el viernes 20 de septiembre de ese mismo año. Al día siguiente, el 21 de septiembre, Bolívar visitó las salinas de la ‘Villa de la Sal’. Estas le fueron entregadas, junto con oficinas, dinero y otros enseres, por el ingeniero alemán Jacobo Wiesner, iniciando así el proceso de construcción de la República.

Lea también: Monumento al Tisquesusa: Cinco años desafiando opiniones y controversias de la historia indígena de Zipaquirá

Conmemoración del Bicentenario de la Batalla de Boyacá

Este significativo monumento fue parte de la conmemoración del Bicentenario de la Batalla de Boyacá, celebrada en Zipaquirá. Esta villa realizó un aporte generoso y determinante en hombres, sangre patriota y, principalmente, en recursos provenientes de las rentas de la sal para subsidiar gran parte de la Campaña Libertadora y otras gestas que condujeron a la independencia definitiva y la consolidación de la República.

La Escultura de Simón Bolívar: Una Obra Maestra de Antonio Frío

La imagen de El Libertador, develada el 21 de septiembre de 2019 en la ‘Alameda del Estudiante’ en Zipaquirá, es obra del reconocido artista Antonio Frío (Q.E.P.D.). Titulada: ‘Don Simón Bolívar, El Visionario’, esta obra refleja una faceta muy distinta de El Libertador. «Es una iconografía poco conocida de un Bolívar con bigote, ruana y sombrero. Reivindica la importancia del campesino en las luchas independentistas y, con su espada en la mano y paso apurado, señala en el horizonte la estrella que guía a nuestro pueblo a la verdadera y definitiva libertad», expresó en su momento el maestro Frío.

La Fotografía que simboliza el florecimiento de una Nueva Patria

En la fotografía tomada a mediados de octubre del año pasado por Hugo Barrera, fotógrafo de Zipaquirá, el contraste entre la escultura y el eucalipto rojo simbolizaría el florecimiento de una nueva patria, como lo soñó El Libertador.

El Eucalipto Rojo: Un árbol encantador y amenazado

El eucalipto rojo, con su encantadora floración, es perfecto como árbol de sombra en jardines y calles. Atrae a la fauna silvestre, desde abejas hasta aves y pequeños mamíferos. Infortunadamente, se considera amenazado en la ‘Lista Roja’ de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) desde 2019. Se clasifica como casi amenazado, lo que significa que podría estar en peligro de extinción en un futuro próximo.

La escultura de Bolívar en ruana y el eucalipto rojo: Una experiencia histórica

Visitar la escultura de Simón Bolívar en Zipaquirá, custodiada por el majestuoso eucalipto rojo, es una experiencia que conecta con la rica historia y el legado de El Libertador. Este sitio no solo honra el pasado, sino que también simboliza la esperanza de un futuro floreciente para Colombia.

“Es una iconografía poco conocida de un Bolívar con bigote, ruana y sombrero: Maestro Antonio Frío (Q.E.P.D.).

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *