El pasado martes 26 de julio, se realizó un debate en el Concejo Municipal de Zipaquirá de control político para tratar el tema del retraso en la mejora de una vía que va desde la vereda de San Jorge, en Zipaquirá, hasta las inmediaciones del municipio de Tabio.

“Estas obras fueron suscritas el pasado 11 de febrero y tienen un valor superior a $6.000 mil millones, pero “comenzaron” un mes después, el 11 de marzo; este inicio de obras por diferentes razones no se cumplió, se tomaron los 4 primeros meses para organizar los preliminares de la obra y no comenzó si no hasta principios de junio, según lo informado por uno de los concejales que hacen el control político”. Esto significa que la mejora tiene por fecha de entrega el 30 de noviembre, aunque tiene una prórroga hasta el 30 de diciembre.

Por otro lado, en el área de interventoría de la obra se contrató a Alfredo José Lepesqueur Martínez, dicho contrato es por más de $760 millones, pero y de manera casi insólita, los representantes de la comunidad y algunos concejales han manifestado que el contratista Lepesqueur no se ha acercado ni una sola vez a San Jorge a mirar la obra.

Esta situación pone las miradas en el secretario de obras públicas, Fernando Forero Torres, quien ya tiene un historial desfavorable según unos corporados, esto por su desempeño realizado como secretario de obras públicas y anteriormente secretario de movilidad.

Pero los principales afectados son realmente los habitantes de la vereda de San Jorge, ya que esta obra en lugar de presentar una mejora ha representado todo un calvario; el cierre de la vía ha hecho que las personas tengan que caminar entre 1 a 2 kilómetros para poder aprovechar el transporte y así movilizarse hasta Zipaquirá. En palabras de Cristóbal León, un reconocido campesino del sector, para llegar a sus casas por la noche les ha tocado ir de Zipaquirá a Tabio y de Tabio hasta San Jorge, esta “ruta” no solo representa más tiempo si no mayores gastos en transporte, ya que pueden ascender a $12000.

Por su parte, Forero Torres en su intervención ante el Concejo destacó que desde algunas casas arrojan agua residual directamente sobre la vía, siendo esta una de las causas por las cuales no se ha avanzado en la obra, además de encontrar diversos problemas al momento de “romper” el tramo vial para continuar los trabajos.

Extrategia Medios tuvo la oportunidad de dialogar con Cristóbal León, líder de la comunidad, con Julio Gómez, presidente de la junta de acción comunal de San Jorge, Luis Arturo Triviño, veedor de la vía Zipaquirá – Tabio y el concejal Alex Salgado Cuellar.

Julio Gómez dijo que en más de una ocasión habló con el secretario de obras públicas, Fernando Forero, y le solicito que enviará maquinaria al sector para arreglar y habilitar rutas alternas.

Por su parte, el concejal Salgado Cuellar comentó que iban a ir con la personería municipal, pues según él, se están vulnerando varios derechos de los ciudadanos del sector, también adelantó que entre varios concejales van a promover una moción de censura contra el secretario Forero, pues varios de ellos ya han pedido su renuncia.

Por último, el veedor Triviño dijo que no hay continuidad en las labores de construcción vial: “un día trabajan, tres no trabajan. Si cuando hace bueno no trabajan, cuando llueve menos. No hay continuidad en la obra”. Esto en referencia al poco trabajo que se ha realizado en la vía. Según la investigación realizada por algunos concejales, la obra solo ha avanzado aproximadamente en un 4,58%. También destacaron los cabildantes, que la mala planeación de un box culvert se encontraría ubicado en un área donde no corresponde.

Foto: estado de la obra vial en San Jorge. Autoría: Nicolás, habitante de la vereda San Jorge.

Estas obras fueron suscritas el pasado 11 de febrero y tienen un valor superior a $6.000 mil millones.

Foto portada: situación en la carretera de San Jorge. Autoría: Nicolás, habitante de la vereda San Jorge.

- Publicidad -

De Interés

Más de: Comunidad

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.