ColombiaPolítica

César Manrique, el nuevo director de la Función Publica está acusado por presunta corrupción

El pasado martes 23 de agosto el presidente de la República, Gustavo Petro, dio a conocer el nombramiento de César Manrique como nuevo director del Departamento Administrativo de la Función Pública (DAFP) y comenzaron los inconvenientes ya que este personaje se encuentra acusado por presuntos actos de corrupción.

El DAFP es la organización encargada de crear e implementar las políticas de empleo público en el país, y Manrique es el nuevo encargado, tema que ha incomodado a muchos ya que se encuentra en un proceso de juicio por corrupción, pues ya había estado preso y condenado por la compra fallida de motos eléctricas durante la alcaldía del mismo Gustavo Petro en Bogotá; por ese mismo caso el actual presidente también estaba siendo investigado por la Corte Suprema de Justicia; pero por su posición actual el proceso se encuentra en manos de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes.

César Manrique es un antiguo aliado del presidente, su amistad comenzó en el municipio de Zipaquirá cuando Gustavo Petro inició su vida política; así, cuando presidente fue alcalde de Bogotá le otorgó dos cargos a Manrique: el primero como director del Departamento Administrativo del Servicio Civil Distrital; el segundo como gerente, del hoy inexistente, Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá.

En el segundo cargo fue que se desató el tema de las motos eléctricas, pues este contrato es el que tiene en juicio a Manrique y en investigación a Petro. Ocurrió en 2012 y el contrato era por la compra de 100 motos a la empresa Northbound Technologies S.A. en primer lugar las motos fueron compradas por un valor mayor al del mercado; en segundo lugar, no contaron con servicios técnicos correspondientes y así los vehículos terminaron arrumados en una bodega.

EL contrato fue entregado el 28 de agosto de 2012 y tuvo un valor de 4.537 millones de pesos y la Fiscalía demostró que en la compra de las motos hubo un sobrecosto de 1.600 millones de pesos porque los contratistas habrían entregado una cotización por 3.894 millones de pesos; además un patrullero de la Policía Nacional murió a causa de un accidente en una de las motos, la familia demandó que nunca hubo capacitación para la utilización de estos vehículos, tema que complicó aún más el caso.

Por este motivo, en 2016, César Manrique fue capturado y recluido en la Picota en Bogotá y junto con su subalterno, Jesús Hernando Amado fueron condenados a 10 años de prisión en 2019 por los delitos de peculado por apropiación en concurso con interés indebido en contratación sin cumplimiento de requisitos legales.

En cuanto a Gustavo Petro, actualmente en calidad de presidente será juzgado por la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes.

Foto portada: Autoría: Prensa Presidencia de la República.

De Interés

Más de: Colombia

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.