Organizaciones como Probogotá, Hacer Ciudad, Aesabana, e instituciones de educación superior como la Universidad de la Sabana, conformaron un comité de pro-movilidad para presentar soluciones de movilidad al constante y defectuoso flujo vehicular en la Autopista Norte, sobre todo en las horas pico.

“Nos preocupa el tiempo de construcción y la ejecución porque las obras no se planean muy bien. Queremos participar y proponer: nos gusta mucho el proyecto, pero la cantidad de carros en el futuro será mayor y necesitamos pensar en otras soluciones a mediano plazo. El tema es que de movilidad no tenemos nada, tanto en la autopista como en la séptima. No se ven vías alternas ni proyectos”, expuso Enrique Bayer, presidente de la Asociación de Amigos de la Universidad de La Sabana. Así, bajo estos argumentos, desean proponer soluciones a organizaciones, alcaldías y a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), tales como:

  • Tener un ‘Centro de Intercambio Modal en la Calle 245’.
  • Reincorporar la ALO Norte.
  • Tapar los huecos en las vías del norte a municipios como Chía, Cajicá y Zipaquirá.
  • Acelerar la ejecución de la ampliación de la avenida Boyacá desde la Calle 170 a la 245.
  • Llegada hasta Chía de alimentadores de Transmilenio.
  • Impulsar el carro y los buses de colegios compartidos.
  • Modificar el horario de entrada para evitar el ingreso masivo al mismo tiempo.

El comité desea hacer amenos los 96.200 viajes diarios que van de la provincia de Sabana Centro en Cundinamarca hasta la Capital de la Nación.

Un comité de pro-movilidad para presentar soluciones de movilidad al constante y defectuoso flujo vehicular en la Autopista Norte, sobre todo en las horas pico.

Foto portada: Imagen de referencia ‘Entrada a Bogotá D.C desde la AutoNorte, tomada de Google Maps. 

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.