El 20 de diciembre del año 2013, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, decidió proclamar a nivel internacional cada 03 de marzo como el Día Nacional de la Vida Silvestre, con el objetivo de concientizar a los seres humanos sobre el moderación ambiental que brinda dejar en su hábitat a los animales silvestres.

La vida silvestre se encuentra en cada rincón del planeta, incluso en los desiertos y/o polos más fríos, a partir de ello, Colombia y Brasil son catalogados entre los países megadiversos del mundo., pues sus características fisiográficas generan un ambiente perfecto para el desarrollo de flora y fauna.

Colombia, desde el año 2008 cuenta con un Sistema Nacional de Áreas Protegidas; 59 parque naturales, con una amplificación de 12.602.320,7 hectáreas que presuntamente hacen parte del 11,04% del territorio continental nacional, dando valor a la naturaleza en el sentido social.
En el departamento de Cundinamarca, se resalta la labor de las diferentes organizaciones que trabajan incansablemente por la vida silvestre, quienes protegen a los múltiples animales provenientes del tráfico ilegal, especialmente el compromiso realizado dentro de la Fundación Parque Jaime Duque, pues en el Bioparque Wakatá, conservan estos grupos naturales.
Sin embargo, según datos revelados por la Policía Nacional, las aves con mayor tráfico ilegal son el “Canario Costeño” y la “Guacamaya azul – amarilla”, entre los mamíferos vendidos se encuentran el Tití Cabeciblanco, también algunos marinos son comercializados como la Tortuga Carey.

“Hacemos un llamado a todos los docentes, líderes sociales, ambientalistas y ciudadanos que trabajan por la educación en el territorio a que se vinculen a la Red de Promotores Ambientales de la CAR, un proyecto en el que contarán con acompañamiento permanente para promover la educación ambiental no solo en el ámbito académico, sino también en el componente social” es la invitación que ha hecho Yeimmy Ruiz, coordinadora de la Red de Promotores Educativos Ambientales de la Corporación Autónoma Regional, en aras del Día Mundial de la Vida Silvestre.

La devastación de sistemas naturales, se relaciona con dos aspectos importantes; el aumento demográfico y la modificación de hábitats, ambos factores se deben a las actividades antrópicas en materia de expansión urbana y agrícola.

Las recomendaciones que las organizaciones ambientales más importantes del país, dan a los ciudadanos para accionar sobre la protección de la vida silvestre son:

  • El uso de medios alternativos de empaque, un consumo moderado de las bolsas plásticas y su reutilización.
  • No sacarlos de su hábitat.
  • Denunciar el tráfico animal.
  • No perseguirlos en busca de una foto.
  • No agredirlos.

- Publicidad -

 

La devastación de sistemas naturales, se relaciona con dos aspectos importantes; el aumento demográfico y la modificación de hábitats.

Foto de portada: Guacamaya Azul – Amarilla, tomada por Zorro Zombie a través de Pexels.
Videos de apoyo: Especies protegidas en el Bioparque Wakatá, tomadas por la Fundación Parque Jaime Duque.

De Interés

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *