Cultura

Sábado Santo: Conmemoración a Jesús en el sepulcro y su descenso al Abismo

El cierre de la Vigilia Pascual se da durante el Sábado Santo, a través de una celebración litúrgica que se realiza en el preámbulo del Domingo de Resurrección. Este día se conmemora de otra manera la Pasión y Muerte de Jesús, pues con profunda tristeza la Virgen María y los discípulos destinaron esa jornada para el silencio, luto y reflexión.

Igualmente, durante el Sábado Santo en la Iglesia Católica no se realizan eucaristías, no resuenan las campanas, el Sagrario se deja al descubierto y vacío, sin embargo, el único sacramento que se realiza es la Unción de los enfermos y la Confesión de los pecados.

Cabe recordar que el Sábado Santo se denominaba ‘Sábado de Gloria’ hasta que, en el año de 1955, el Papa Pío XII encargó al Monseñor Annibal Bugnini, la reforma litúrgica, establecer el cambio de nombre por ‘Sábado Santo’.

Texto Bíblico referente al ‘Sábado Santo’:

Fue despreciado y desechado de los hombres,
Varón de dolores y experimentado en aflicción;
Y como uno de quien los hombres esconden el rostro,
Fue despreciado, y no Lo estimamos.
Ciertamente El llevó nuestras enfermedades,
Y cargó con nuestros dolores.
Con todo, nosotros Lo tuvimos por azotado,
Por herido de Dios y afligido.
Pero El fue herido por nuestras transgresiones,
Molido por nuestras iniquidades.
El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El,
Y por Sus heridas hemos sido sanados.
Todos nosotros nos descarriamos como ovejas,
Nos apartamos cada cual por su camino;
Pero el SEÑOR hizo que cayera sobre El
La iniquidad de todos nosotros.
Fue oprimido y afligido,
Pero no abrió Su boca.
Como cordero que es llevado al matadero,
Y como oveja que ante sus trasquiladores permanece muda,
El no abrió Su boca.
Por opresión y juicio fue quitado;
Y en cuanto a Su generación, ¿quién tuvo en cuenta
Que El fuera cortado de la tierra de los vivientes
¿Por la transgresión de mi pueblo, a quien correspondía la herida?
Se dispuso con los impíos Su sepultura,
Pero con el rico fue en Su muerte,
Aunque no había hecho violencia,
Ni había engaño en Su boca.

-Isaías 53, 3-9.

Foto de portada: Imagen de referencia, Virgen María en oración profunda. Tomada por: Cottonbro y publicada a través de Pexels. 

Extrategia Medios
Equipo de redacción de Extrategia Medios

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 %