Durante una diligencia llevada a cabo por la Dirección Regional Sabana Occidente, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) identificó la presencia de maquinaria tipo tractor utilizada para la siembra de 8,3 hectáreas de papa en la vereda El Oso. Esta actividad excede la frontera agrícola y ocupa un ecosistema protegido por la ley, lo que llevó a la autoridad ambiental a imponer una medida preventiva al propietario del cultivo.

“En cumplimiento de los compromisos del nuevo Plan de Acción, fortaleceremos el seguimiento y control que nos corresponde, más aún si se trata de ecosistemas estratégicos indispensables para la regulación del recurso hídrico”, afirmó Mercy Johanne Ospina Cuartas, directora regional Sabana Occidente de la CAR.

La funcionaria también aseguró que se garantizará al propietario del cultivo un debido proceso. Además, informó que su Dirección avanzará en estrategias de educación ambiental y sensibilización para fomentar una cultura de corresponsabilidad entre los agricultores respecto a los ecosistemas de páramo. Estos ecosistemas son vitales, ya que albergan una gran cantidad de flora y fauna, y son la fuente de origen del río Subachoque y otras fuentes hídricas importantes para la sostenibilidad social y económica de la región.

El páramo de Guerrero, del cual el páramo de Arce forma parte, es un ecosistema crucial para la regulación del agua en la zona. Las medidas tomadas por la CAR buscan proteger estas áreas estratégicas y asegurar que los recursos naturales se manejen de manera sostenible.

La invasión del páramo de Arce, que es parte del área protegida del páramo de Guerrero en el municipio de Subachoque, motivó la acción inmediata de la CAR para preservar este importante ecosistema.

Autoridad ambiental impone medidas tras violación del ecosistema protegido.

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *