La Policía Metropolitana de Bogotá estuvo adelantando operaciones de control en diversas farmacias de la capital, durante dichos controles se encontraron casi 4.000 medicamentos adulterados en las localidades de Bosa, Kennedy y Suba.

De acuerdo con las autoridades, los productos estaban listos para ser distribuidos a la comunidad, además, varios de los medicamentos encontrados eran de uso institucional, pero estaban alterados en su leyenda de ‘prohibida su venta’; otros no contaban con registro Invima y muchos estaban vencidos.

“En los allanamientos se encontraron que 3.892 medicamentos, avaluados en $30 millones, presentaban irregularidades, lo que desencadenó los cierres temporales de los establecimientos y la imposición de tres comparendos de $950.000”, indica la Policía Metropolitana en su boletín de prensa.

El teniente coronel Luis González comentó: “el valor desde el punto de vista criminal podría ascender a los $80 o $100 millones de pesos. Por otro lado, se dio apertura a una investigación de carácter penal para hallar a los responsables de la comercialización de estos productos”.

Dentro de los medicamentos incautados se encuentran: Betametasona, Metformina, Diosmina, Drospirenona, Atorvastatina, Nebivolol, Azitromicina, Ciprofloxacino y algunas vitaminas como la D3.

Finalmente, la Policía de Bogotá hace un llamado a la comunidad a denunciar cualquier irregularidad que encuentren al respecto, además, de adquirir sus medicamentos a tiempo y en establecimientos de confianza y reconocidos.

De acuerdo con las autoridades, los productos estaban listos para ser distribuidos a la comunidad, además, varios de los medicamentos encontrados eran de uso institucional.

Foto portada: imagen de referencia.

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *