BriceñoMedio ambiente

Hay júbilo en el Parque Jaime Duque: Regresó el Oso Andino Tamá

Tras 14 días de la salida del oso andino Tamá de la Reserva Natural Bioparque Wakatá, la Fundación Parque Jaime Duque informó que el oso ya se encuentra nuevamente sano y salvo el parque.

El pasado jueves 15 de septiembre, el oso andino salió de la reserva natural Bioparque Wakatá. Este oso había sido rescatado al quedar huérfano hace 8 años en Santander por la Corporación Autónoma Regional (Corponor) y llegó a la reserva Wakatá el 19 de agosto anterior, luego de que un concepto técnico de Parques Nacionales Naturales de Colombia evidenciara la inviabilidad de su reincorporación a la vida silvestre.

La estrategia diseñada por el equipo de expertos, al rastrear la actividad de Tamá, establecer las zonas donde más permanecía, la posterior instalación de sistemas de captura adecuados para la especie, el monitoreo permanente y la ubicación de fuentes de alimentación e hidratación diarias para garantizar su bienestar, condujo a su regreso hoy miércoles 28 de septiembre de manera segura y efectiva.

El éxito de la operación se debe también a la gran solidaridad, colaboración y receptividad por parte de toda la comunidad, alrededor del rescate. Fue un gran operativo humano, técnico y logístico, en el que no se escatimó ningún esfuerzo para lograr el regreso sano y salvo de Tamá.

El equipo técnico y profesional de la reserva natural Bioparque Wakatá, expresa su agradecimiento ante el gran apoyo recibido alrededor de las operaciones de rescate al que se sumaron autoridades ambientales y locales, organizaciones civiles, ONGs, y miembros de la comunidad aledaña.

El equipo técnico realizará una valoración a Tamá, teniendo en cuenta que estuvo expuesto a un entorno silvestre al que no está acostumbrado.

El primer pesaje de Tamá muestra una ligera pérdida de peso, confirmando que el ambiente en el que se encontraba no contaba con suficientes recursos alimenticios para mantenerlo saludable. De ahí la importancia de la estrategia que se mantuvo de proveerle fuentes de alimentación.

En los próximos días se realizará un completo y detallado monitoreo de su condición física, acompañado de un análisis de expertos con toda la información recolectada, con miras a definir el futuro de Tamá.

Este hecho, que por fortuna condujo a la protección y el bienestar del oso, invita a retomar una conversación sobre la problemática de esta especie, la pérdida su hábitat y la interacción oso – hombre, que tiene a esta importante especie como vulnerable a la extinción dado su alto grado de amenaza. Mientras tanto hay júbilo en el Parque por el regreso de Tamá.

Wakatá expresa su agradecimiento ante el gran apoyo recibido alrededor de las operaciones de rescate.

 

- Publicidad -

De Interés

Más de: Briceño

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *