En Hacienda La Miel, una zona de Ibagué en el Tolima, la comunidad está enfrentando una situación crítica que podría transformar significativamente el futuro del relleno sanitario local. La propuesta para extender la vida útil del relleno por 18 años más está generando una ola de preocupación, especialmente porque se plantea que el relleno reciba residuos de 17 municipios de Cundinamarca.

Andrea Sánchez, líder de la comunidad en Hacienda La Miel, detalló a Ondas de Ibagué las serias preocupaciones de los residentes. “El relleno ha estado operando durante 20 años, y durante este tiempo hemos denunciado la contaminación de nuestras fuentes de agua. Ahora, en vez de buscar una solución adecuada, se está considerando su expansión para recibir más residuos”, explicó Sánchez.

Actualmente, el relleno de La Miel gestiona los residuos de 16 municipios del Tolima, entre los cuales se encuentran Ibagué, Lérida y Santa Isabel. La nueva propuesta no solo busca extender la operación del relleno hasta por dos décadas más, sino también integrar residuos de 17 municipios de Cundinamarca, como Girardot y otros.

Este plan de ampliación también incluiría la tala de más de 8.000 árboles y un incremento en la capacidad de residuos, con el riesgo de convertir a La Miel en el relleno sanitario más grande de Colombia. “Con el inminente cierre del relleno de Doña Juana en Bogotá, se está planeando que La Miel reciba aún más residuos. Esto podría transformar a Ibagué en el basurero más grande del país, afectando tanto a Ibagué como a las áreas circundantes”, advirtió Sánchez.

La comunidad de Hacienda La Miel se encuentra movilizada en contra de esta propuesta, temiendo que la ampliación del relleno tenga consecuencias graves para el medio ambiente y la salud pública. Este conflicto se presenta como una cuestión de impacto regional, con implicaciones profundas para el bienestar de todos los habitantes de la zona.

Foto: Ecos del Combeima.

La situación sigue evolucionando, y los residentes están comprometidos en su lucha por una solución que garantice un futuro más saludable y sostenible para Ibagué y los municipios cercanos.

La propuesta para extender la vida útil del relleno por 18 años más está generando una ola de preocupación, especialmente porque se plantea que el relleno reciba residuos de 17 municipios de Cundinamarca.

Más de Comunidad

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *