Diez años separan los asesinatos de Luis Carlos Galán Sarmiento y Jaime Garzón. El 18 de agosto de 1989 y el 13 de agosto de 1999 son dos fechas marcadas de dolor y manchadas de sangre en la historia de Colombia.

“A los hombres se les puede eliminar, pero a las ideas no. Y al contrario, cuando se elimina a veces a los hombres, se robustecen las ideas”
Luis Carlos Galán.

«Hay algo que existe en los colombianos:
no perdemos la esperanza de hacerlo cada vez mejor».
– Jaime Garzón.

Hace 33 años (del 18 de agosto de 1899), mientras el abogado, economista, periodista y político colombiano, Luis Carlos Galán Sarmiento, daba a miles de asistentes en Soacha (Cundinamarca) un discurso político debido a su campaña presidencial para el periodo de 1990 – 1994, se escucharon tres ráfagas que impactaron directamente a su cuerpo, aunque algunos de sus escoltas lo llevaron al carro; él tenía los ojos abiertos, pero no pronunciaba palabra alguna. Fue llevado al hospital de Kennedy demasiado tarde, Galán Sarmiento ya había muerto.

En su honor se han compuesto varias canciones, hay una muy diciente: ‘El Guerrero’ del maestro Yury Buenaventura, que expresa “El guerrero dice que estas lágrimas son la risa del mañana que me espera, y no es nada comparado con un pueblo que desde sus entrañas se libera”. Pues Luis Carlos Galán fue insistente en la necesidad de buscar democracia, paz y justicia sobre las ideas liberales; que fue el eje de su movimiento el ‘Nuevo Liberalismo’.

Luis Carlos Galán Sarmiento. Ilustración: Extrategia Medios.

La relevancia de sus discursos fue de tal magnitud que hoy, más de tres décadas después de su homicidio, muchas de sus frases siguen vigentes, por ejemplo:

  • “La justicia, como la libertad y la vida, tenemos que conquistarla todos los días. La lucha por estos ideales no termina nunca”.
  • “En este momento sí que es claro que la Patria está por encima de los partidos”.
  • “Por Colombia, siempre adelante, ni un paso atrás y lo que fuere menester sea”.
advanced divider

Por otro lado, hace 23 años (del 13 de agosto de 1999), mientras el abogado, activista, periodista y humorista, Jaime Hernando Garzón Forero, conducía su automóvil fue acribillado en un semáforo cercano al barrio Quinta Paredes de la localidad de Teusaquillo, recibió 5 tiros por parte de sicarios cuando se dirigía a su lugar de trabajo en Radionet.

En su honor se han compuesto varias canciones, hay una que Garzón cantaba a grito herido días antes de su muerte: ‘Canela’ de Cesar Mora, que expresa “Quiero morirme de manera singular, quiero un adiós de carnaval”. Pues el legado de Jaime Garzón será eterno, rotundo y vagabundo en un país donde con su carisma e irreverencia se burlaba de los políticos en la década de los noventa ante la televisión nacional, reclamando así justicia social para la nación. Garzón, un hombre noble que se robó el corazón de los colombianos y despertó el miedo en los sectores más oscuros del Estado.

Jaime Hernando Garzón Forero. Ilustración: Extrategia Medios.

La relevancia de sus intervenciones fue de tal magnitud que hoy, más de dos décadas después de su homicidio, muchas de sus frases siguen vigentes, por ejemplo:

  • “Si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de su propio país, nadie va a venir a salvarlo. ¡Nadie!”.
  • “Creo que, si uno vive en este país, tiene una tarea fundamental que es transformarlo”.
  • “Infortunadamente, creo que en Colombia hay mucho talento, pero la educación nos ha llevado a que ese talento sea desperdiciado. Por ejemplo, yo creo que es un talentoso.

Así que definitivamente en la historia de Colombia hay dos agostos que marcaron un antes y después.

Foto portada: Ilustración realizada por Extrategia Medios.

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.