CoguaMedio ambiente

En el Páramo de Guerrero siembran árboles con cenizas de víctimas de covid-19

En una colina de la Reserva Natural el Pajonal de Cogua se encuentran las cenizas de casi mil fallecidos a causa de covid-19, donde se han sembrado en su memoria 3.000 árboles que reviven el ecosistema natural del Páramo de Guerrero.

Desde el 2015, en este recurso vital del Embalse del Neusa que abastece de agua a los municipios de la Sabana y Norte de Bogotá, muchas familias han encontrado una alternativa para despedir a sus seres queridos, al mismo tiempo que reavivan el ecosistema que ha sido víctima por la explotación desmedida del suelo.

Desde hace seis años que fue sembrada la primera planta en este hábitat, han crecido alrededor de 6.700 árboles, todos ellos marcados con placas blancas en donde los familiares de los fallecidos honran su memoria.

- Publicidad -

“La reserva se convirtió en algo especial para las familias, como un punto de liberación donde cierran ciclos de duelo, recargan energía nuevamente y es algo especial para ellos porque están generando vida”, explicó a Efe Jaime Ballesteros, director de promoción de la ONG Colombia Reserva de Vida.

Rodamonte, aliso, arrayán y laurel de cera, son las cuatro especies de árboles que se están plantando y con las que la ONG se proyecta en frenar la destrucción de tan importante ecosistema que controla las inundaciones en la Sabana y la Capital del país.

Según Ballesteros, en dos semanas llegarían a 7.000 árboles plantados debido a que, el crecimiento del área sembrada ha sido de forma acelerada desde que inició la pandemia.

- Publicidad -

El Páramo de Guerrero es el ecosistema más destruido en Colombia.

Foto Portada: Foto Relación -Archivo Extrategia Medios –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más deCogua

De interés