conc
Cultura

El Concejo de Zipaquirá conmemorará el centenario del natalicio de Miguel Antonio Cárdenas Vega

Hijo de la ‘Ciudad de la Sal’, quien se destacó por ser enemigo declarado de la corrupción y de la violencia política.

 

Sala de sesiones del Concejo de Zipáquirá.


ZIPAQUIRÁ, CUNDINAMARCA.


El próximo jueves primero de junio, a partir de las seis de la tarde en el recinto de sesiones del Concejo, dentro del marco de la instalación de las mismas para el segundo periodo del presente año, se conmemorará el centenario del natalicio del doctor Miguel Antonio Cárdenas Vega, ilustre hijo de la “Ciudad de la Sal”, quien se destacó por ser enemigo declarado de la corrupción y de la violencia política; defensor de los derechos humanos, gran cultor y activista comprometido del Nuevo Liberalismo bajo el liderazgo del inmolado Luis Carlos Galán Sarmiento.

El evento al cual organiza la Corporación Municipal con la presidencia del Concejal Germán Felipe Vanegas Cala, contará con la presencia de la esposa del homenajeado, LA SEÑORA, Ligia María Rivera Navia, sus hijos y demás familiares, el alcalde Luis Alfonso Rodríguez Valbuena, miembros del Club Rotario, directivos de la Fundación FUNZIPA e invitados especiales.

Dentro del homenaje se rememorará la obra de Cárdenas Vega, sus aportes a la sana política del país, a la cultura y su incansable lucha contra la corrupción. Egresado de la ‘Facultad de Derecho’ de la Universidad Nacional de Colombia, ejerció la magistratura inclinando su vocación hacia el Derecho Público y Administrativo, disciplinas que cultivó como profesor y tratadista.

A través de su amplia carrera política, la cual inició cuando tenía 21 años de edad, siendo elegido concejal de Zipaquirá, vislumbró férreamente su decidida defensa por las comunidades, proyectando su vida y profesión al servicio de su municipio, de Cundinamarca y del país.

 

Una vida al servicio del país

- Publicidad -

Al comenzar la década de los 40 fue diputado por la Provincia de Zipaquirá y tuvo como maestro a su tío Parmenio Cárdenas Triviño. En 1964 durante el Gobierno de Guillermo León Valencia fue Secretario de Gobierno y Gobernador encargado de Cundinamarca. Designado Secretario General del Ministerio de Trabajo, fue el inspirador del Decreto No. 2351 de 1.965, reconocido como un eficaz instrumento para garantizar la armonía social y la paz laboral. Fue fundador y gerente de la Sociedad para el Aprovechamiento de los Recursos Naturales de Cundinamarca, (SARC).

“Fue un convencido de convertir a Zipaquirá en una ciudad modelo para Cundinamarca y guía de los municipios de Colombia”.

De 1.966 a 1.970 ocupó una curul en el Senado de la República. En las disputas al interior de su partido (Liberal) entre Turbayistas y Lleristas acompaño Carlos Lleras Restrepo, y consecuente con su pensamiento en los 80 acompañó en el Nuevo Liberalismo a Luis Carlos Galán Sarmiento.

- Publicidad -

Fue un convencido de convertir a Zipaquirá en una ciudad modelo para Cundinamarca y guía de los municipios de Colombia. Combinó la política con el ejercicio del derecho. Se desempeñó como Magistrado del Tribunal Superior del Trabajo en Cali a fines de los cuarenta, y en los cincuenta fue asesor laboral de empresas como Peldar, Ave Colombiana, Bavaria, la Winston, y la Raymond que levantó los hornos de Termozipa, importantes obras que impulsaron la economía regional Zipaquireña.

Como administrativista se desempeñó en los setenta como Magistrado del Tribunal Contencioso Administrativo de Cundinamarca y como Consejero de Estado, último cargo como servidor público.

En su actividad social fue uno de los fundadores en los años sesenta del Club Rotario y de la Fundación Nacional Zipaquirá, (FUNZIPA), entidades que presidió en distintos períodos.

- Publicidad -

Esposo de la caleña Ligia María Rivera Navia con quien tuvo siete hijos nacidos en Zipaquirá: María Victoria, Ana Mireya, Mauricio Antonio, Miguel Eduardo, Juan Carlos, Diego Francisco, y Helena.

 

Leal a sus ideas y a sus banderas

- Publicidad -

Cárdenas Vega tuvo una larga vida llena de éxitos y realizaciones como abogado, administrador público, magistrado y político. Hombre vital e íntegro. Inteligente, estudioso, serio y comprometido con sus ideales de un liberalismo que pudiese alcanzar la justicia y la paz; amigable, afectuoso y ejemplar en el trato, en búsqueda del entendimiento y las soluciones de beneficio general. Laborioso y luchador. Leal a sus ideas y a sus banderas.

Cuando la luz del sol dejó de brillar sobre la Vereda de Pajonales en Pacho (Cundinamarca), donde disfrutó sus últimos años en su casa de campo, el viernes 3 de octubre de 2014, falleció cuando contaba con 97 años de edad.

Dentro del evento se develará una pintura de su fotografía,  en una de las salas del Concejo de Zipaquirá.

- Publicidad -

 

“Hombre vital e íntegro. Inteligente, estudioso, serio y comprometido con sus ideales de un liberalismo que pudiese alcanzar la justicia y la paz; amigable, afectuoso y ejemplar en el trato, en búsqueda del entendimiento y las soluciones de beneficio general”.

 

 
{module AnunciosNoticias}
 
Extrategia Medios
Equipo de redacción de Extrategia Medios

De Interés

Más de: Cultura

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *