ComunidadUbalá

Cundinamarca ¡Región, Que pobreza! El Guavio está abandonado

Continúan las protestas en la Región del Guavio, donde campesinos de diferentes sectores desde hace más de un mes tienen bloqueada la entrada a la hidroeléctrica más importante del país, que genera gran parte de la energía que se consume en Colombia, debido al olvido desde hace muchos años tienen por parte del Estado la Gobernación y otros entes gubernamentales.

Habitantes de este sector del Departamento de Cundinamarca tuvieron que tomar acciones de hecho para ser escuchados y exigir la recuperación de la malla vial (Más de 120 kilómetros) y la construcción de nuevas vías que les permitan sacar sus productos y mejor movilidad entre ese sector de Cundinamarca con el interior del Departamento y Bogotá.

Ciudadanos de la región dicen que gran parte del deterioro vial es culpa de las maquinarias de Enel Colombia y del paso de pesados vehículos de esta empresa de energía, motivo por el cual exigen que, con recursos de esa compañía, de las Alcaldías locales, de la Gobernación de Cundinamarca y la Nación para que les solucionen definitivamente esa situación.

En la mañana de hoy están reunidos representantes del Gobierno Nacional, el ministro del Interior, el gobernador de Cundinamarca, autoridades locales, delegados de Enel Colombia y comunidad para buscar y encontrar soluciones a la situación que se presenta que ya pasa de castaño a oscuro.

Debido a los bloqueos se han tenido que apagar algunas turbinas de la hidroeléctrica, encendiendo las alarmas por la posibilidad de cortes en el suministro de energía para varias zonas del país.

El gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, ayer manifestó que 50 mil millones de pesos serán adjudicados para la rehabilitación de la troncal El Guavio, que comunica a los municipios de Gachetá y Ubalá. Estos recursos son parte del programa Plan 500, que busca rehabilitar 500 kilómetros de vías en el departamento, inversión que se sumaría a 5000 millones que ya se tenían presupuestados para la construcción de muros de contención y los 4000 millones para placas huellas en vías de Ubalá.

Mientras tanto los campesinos de Ubalá, Gachetá y otros municipios afectados continúan con los bloqueos, según ellos, hasta que haya una solución real y definitiva.

Debido a los bloqueos se han tenido que apagar algunas turbinas de la hidroeléctrica.

De Interés

Más de: Comunidad

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.