Cada día aumenta el número de perros en condiciones de abandono en los parques ecoturísticos de Cundinamarca, por esta razón, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) está realizando jornadas y procesos de sensibilización casa a casa, para que así las personas conozcan más sobre la tenencia responsable de mascotas.

La directora operativa de los parques CAR, Andrea Real, comenta: “ante el aumento de caninos que aparentemente terminan abandonados en nuestros parques, decidimos tocar a la puerta de las familias vecinas y hablarles sobre la responsabilidad de cuidado que deben tener con sus mascotas. Si bien son los turistas quienes en muchos casos cometen estos actos de abandono, quienes viven cerca a nuestros parques también son responsables de ello, pues en muchos casos se reproducen sin control o deambulan sin supervisión y terminan viviendo allí, poniendo en peligro su propia supervivencia y la de la fauna y flora de los ecosistemas”.

Mediante la campaña ‘Yo cuido y protejo los míos’, la entidad ya ha sensibilizado a más de 30 familias que viven en inmediaciones al Parque Embalse del Neusa, además, la CAR en las próximas semanas va a continuar con estas jornadas en las cercanías a los otros 5 parques ecoturísticos que administra la corporación en Boyacá y Cundinamarca, los cuales son: parque Río Neusa, parque Embalse El Hato, parque Laguna del cacique Guatavita, parque Puente Sopó y parque Juan Pablo II.

En el año 2019, debido a los casos de abandono, la CAR con apoyo de donaciones inauguró el refugio para perros ‘CanisCAR’, donde se acoge de manera temporal a los caninos que son encontrados en los parques y se les brinda alimento y cuidado hasta que consigan un hogar definitivo.

Lea también: Mascotas abandonadas en el Embalse del Neusa

‘CanisCAR’ desde su apertura ha brindado refugio a más de 30 perros y actualmente es el hogar temporal de 13, cualquier persona que está interesada en adoptar a uno de los caninos, siempre con responsabilidad y amor, puede escribir al correo: jpenac@car.gov.co.

Las personas que desean apoyar a estos perros, pero no pueden adoptarlos, podrán donar alimento y medicinas acercándose a cualquiera de las sedes de la CAR o a los parques ecoturísticos que administra la entidad.

Si bien son los turistas quienes en muchos casos cometen estos actos de abandono, quienes viven cerca a nuestros parques también son responsables de ello, pues en muchos casos se reproducen sin control o deambulan sin supervisión y terminan viviendo allí – Andrea Real.

Foto portada: imágenes de referencia. Autoría: Envato Elements (@salajean y @Miguel_SR).

De Interés

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.