Los trabajadores de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) se convirtieron en la familia temporal adoptiva de las 25 mascotas abandonadas por sus dueños en la Represa Del Neusa; son cientos animales que periódicamente sus amos dejan tirados a su suerte lejos de casa.

El triste panorama que se repite seguido es lamentado por los funcionarios del Embalse, pues no entienden cómo las personas pueden abandonar a esto seres que a cambio son capaces de entregar amor, cariño, compañía y fidelidad.

El coordinador de Parque Embalse de Neusa, Javier Peña, afirmó para Noticias Caracol que los turistas llegan al parque, dejan a los animales y se van.

De igual forma, Peña explicó que las mascotas abandonadas deambulan por el Parque pidiendo alimento a los turistas o guardas. “Ellos empiezan a cazar y hacen daños en el medio ambiente, pues aquí hay fauna silvestre”.

Con el propósito de disminuir la problemática, de forma voluntaria, varias personas llevan alimentación, cobijas y medicina para cuando se requieran. Con esta intervención, el coordinador Peña mencionó que uno de los casos que conmocionó a los trabajadores fue el abandono de Oreo, un canino que fue encontrado herido en vía pública y quien fue auxiliado por los voluntarios.

Ya son 20 animales adoptados, 11 de estos perritos están en busca de una segunda oportunidad, usted puede hacer parte del cambio adoptando a uno de ellos, comunicándose con la CAR: 01 8000 915 317 – 01 8000 913606.

“Ellos empiezan a cazar y hacen daños en el medio ambiente, pues aquí hay fauna silvestre”.

Foto portada: Foto Relación – Extrategia Medios

De Interés

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *