ColombiaMundo

Naciones Unidas pide que la prostitución sea reconocida como un sistema de violencia contra la mujer

La relatora especial de Naciones Unidas sobre la violencia contra las mujeres y las niñas, Reem Alsalem, hizo un llamado a la comunidad internacional para que la prostitución sea considerada como un sistema de violencia, explotación y abuso en todo el mundo.

En el informe y dirigido al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Alsalem expresa que “La prostitución reduce a mujeres y niñas a meras mercancías y perpetúa un sistema de discriminación y violencia que obstaculiza su capacidad para alcanzar una verdadera igualdad”.

La relatora recalca el hecho de que la prostitución encubre e impulsa violaciones de derechos humanos, “la prostitución da lugar a atroces violaciones de los derechos humanos y a múltiples formas de violencia contra las mujeres y las niñas, quienes a menudo son deshumanizadas y percibidas como personas sin derechos humanos”, se expresa en el informe.

Tipos de violaciones que genera la prostitución

Según el informe, además de sufrir daños físicos y psicológicos derivados de prácticas brutales e insalubres, la prostitución provoca feminicidios y amenazadas de muerte.

 También se considera que la prostitución fomenta la esclavitud, ya que “las que mujeres y niñas son esclavizadas sexualmente o tomadas por grupos armados como “esposas””.

Así mismo, también se evidencia una constante violencia económica, en la que los pagos son escasos o nulos, hay constante extorsión o pagos a actores del sistema de prostitución, además de negativas de los compradores sexuales a pagar por los servicios.

“Muchas pagan impuestos a través de sus proxenetas, lo que fomenta el control y disminuye sus posibilidades de salir de la prostitución”

Además de lo anterior, las mujeres y niñas que hacen parte de este sistema tienen un limitado acceso a servicios básicos como salud, educación, vivienda, alimentación o agua limpia, y sobre todo ven afectado su derecho a la libre circulación y a la intimidad.

También se identificaron afectaciones psicológicas que provocan pérdida de memoria, depresión, insomnio, trastornos alimentarios, abuso de sustancias y tendencias suicidas.

Se pudo determinar que las consecuencias de la prostitución son similares a las que poseen las víctimas de tortura, con un alto grado de síntomas de estrés postraumático y ansiedad.

¿Quiénes promueven estos actos de violencia?

Según el informe, los principales responsables de fomentar y perpetuar este tipo de violencia son los compradores de actos sexuales.

Estos compradores, además de ser responsables individualmente por los actos de violencia, generan demandas a un sistema que está constituido sobre la “subordinación sexual de mujeres y niñas”.

Estos agresores proceden de todos los entornos económicos y raciones y fomentan la construcción de un entorno delictivo organizado que busca satisfacer una gran demanda al usar “un gran nivel de violencia contra las víctimas”.

Aquí también se introduce el término: “Estado proxeneta”, refiriéndose a un Estado u organización gubernamental que legitima la prostitución y promueve esta industria que explota y vulnera a niñas y mujeres.

Prostitución en Colombia

La prostitución en Colombia ha sido pobremente documentada y los datos son insuficientes para conocer la magnitud de este fenómeno en el país.

Se sabe que Bogotá es una de las ciudades que más concentra trabajadoras sexuales en el país, según datos de la Secretaría de Integración Social, se estima que hay más de 14,000 personas dedicadas a la prostitución en la ciudad. Las zonas de tolerancia, como el barrio Santa Fe, son conocidas por su alta concentración de trabajadoras sexuales.

Otras ciudades que también concentran redes de prostitución son Medellín, con un estimado de 7.000 trabajadores sexuales para el año 2019, según la alcaldía. Asimismo, en Cali se estima que existen entre 3.000 y 5.000 personas en condición de prostitución, especialmente en el centro de la ciudad y en barrios como Siloé y Aguablanca.

En el litoral pacífico, Cartagena y Barranquilla son las ciudades que más concentran redes de explotación sexual, esto aunado por la gran cantidad de turismo que se genera en estas ciudades, se estima que en Cartagena hay aproximadamente 2,500 trabajadores sexuales y en Barranquilla cerca de 2,000.

****

Así pues, este informe de la ONU hace un llamado de atención a todos los actores, gubernamentales y civiles, para que se considere a la prostitución más que un acto individual y se considere un sistema de violencia que vulnera y denigra a niñas y mujeres.

Se busca que se considere a la prostitución como una violencia ejercida sistemáticamente, un entorno en el que se controla, explota y retiene a mujeres y niñas limitando sus derechos humanos básicos mediante niveles extremos de violencia, todo esto encubierto mediante el “consentimiento” y el “pago”.

Según el informe, los principales responsables de fomentar y perpetuar este tipo de violencia son los compradores de actos sexuales.

Lina Yineth Pérez Grande
Estudiante de Relaciones Internacionales y Estudios Políticos en la Universidad Militar Nueva Granada

Más de Colombia

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *