Un incendio de grandes proporciones se presentó la noche de ayer miércoles 24 de febrero en un predio del barrio el Rudal, sector semi rural, al occidente de la Capital Salinera de Colombia, donde funcionaba un pequeño taller de chatarrería y compraventa de puertas y ventanas metálicas, donde además había una carpintería y unas improvisadas cabañas, en la que tres parejas, sin menores de edad, habitaban allí mismo, entre ellos una de nacionalidad venezolana.

Según el subcomandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Zipaquirá, Sargento Fabián Álvarez, “presuntamente la conflagración se debió a un corto circuito en la carpintería, donde se generaron chispas que llegaron a lacas y pinturas de aceite, encendiéndose e invadiendo algunos muebles y maderas causando rápidamente el desastre que en pocos minutos invadió gran parte del predio, entre ellos las dos habitaciones que estaban más cerca del taller de maderas”.

Fotos: Guillermo Gaitán Nieto.

- Publicidad -
- Dale clic para escuchar -

“Ya estábamos durmiendo cuando un fuerte olor a humo y brea nos hizo despertar y levantarnos, salimos y vimos que las otras parejas salían rápidamente de sus sitios de vivienda pidiendo auxilio porque las llamas les habían alcanzado sus dormitorios, entonces sin pensarlo mucho encendí el furgón en el que yo trabajo, y con estacionarias prendidas y pitando incesantemente, subí por la calle cuarta hasta la Estación de Bomberos para pedir auxilio porque no tenía forma de comunicarme con ellos”, dijo Andrés, uno de los habitantes de la propiedad, quien afortunadamente no se vio grandemente afectado porque su habitación está a la entrada del predio y allí no alcanzaron a llegar las llamas.

Los otros residentes perdieron todas sus pertenencias a excepción de una maleta que logró recatar la pareja de venezolanos.

Ante la magnitud del incendio, fue necesario acudir a Bomberos de Chía, Cajicá y Tabio, quienes de inmediato apoyaron las labores de los Bomberos y de la Defensa Civil de Zipaquirá, quienes también acudieron al llamado y a las labores de atención de la emergencia.

- Publicidad -

Después de más de dos horas y media se logró sofocar el incendio y se está estableciendo oficialmente la causa del mismo, que afortunadamente no dejó personas fallecidas ni heridas pero sí grandes pérdidas millonarias.

Ante la magnitud del incendio, fue necesario acudir a Bomberos de Chía, Cajicá y Tabio, quienes de inmediato apoyaron las labores.

Fotografías de portada: Alcaldía de Zipaquirá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más deComunidad

De interés