Deporte al DerechoDeportes

Y ahora, ¿Quién podrá defendernos?

Por: Armando Rafael Padilla

Cupo del cual gran parte se está perdiendo a partir de la caída 0-1 de este viernes 28 de enero en el propio Estadio Metropolitano ante un inteligente equipo de Perú dirigido por el técnico argentino Ricardo Gareca quien hizo un buen planteamiento demostrando conocimiento de su equipo y también las debilidades y necesidades de su rival.

Hablando de técnicos, Reinaldo Rueda le dio gusto a todos, trajo a los nuevos y a los viejos, a los de ahora y a los de antes, a los juegan y a los que no en sus equipos. En esta convocatoria no faltó nadie. O bueno, sí. Duván Zapata y Luis Fernando Muriel quienes han tenido todas las oportunidades desaprovechadas. Juan Fernando Quintero lesionado. Y si alguno se quedó por fuera fue por cuestiones médicas o disciplinarias. Algunos estarán preguntando por el de La Chinita, Ay don Teo, Teo, Teo. ¿Tendrá Teófilo Gutiérrez la varita mágica para encontrar esos goles que le faltan a esta Colombia de todos?

La figura del partido, el arquero Pedro Gallese le quita la opción de rematar a Radamel Falcao García. Luis Díaz observa desde la distancia. Foto: Federación Colombiana de Fútbol.

Mejor hablar de los que estuvieron, por lo menos físicamente en el campo de juego del Roberto Meléndez de curramba.
El gran David Ospina, como todos los gigantes de su posición tienen una debilidad, y en esta ocasión nos volvió a costar un gol, una derrota, tres puntos y salir de la zona de clasificación.
Sobre Juan Guillermo Cuadrado hay que recomendarle al cuerpo técnico de la selección que miren que come allá en Italia, o qué le dan en el avión, porque cuando juega con Colombia no es ni la mitad del que vemos por televisión en los partidos de la Juventus.
Davinson Sánchez como al resto de sus compañeros de la defensa los atacaron poco y en la única que tuvo el equipo rival, adentro y nos ganaron.
Yerry Mina trató de hacer hasta lo que no sabe, atacar. El de Guachené, Cauca esta para defender pero en esta Colombia de todos, intentó convertir los goles que nos hacen tanta falta.
Johan Mojica fue el mejor de Colombia, defendiendo y atacando, levantó centros, que tampoco aprovecharon los delanteros.
Matheus Uribe en lo suyo, tuvo una ocasión de gol.
Wilmar Barrios como siempre cumpliendo con su trabajo en la mitad de cancha.
A James Rodríguez todos lo pedían, a los tres minutos se vio que no estaba. A los cinco se demostró que tampoco eran los guayos que se cambió. Lo dejaron los 90 minutos y también desaprovechó las aproximaciones que tuvo.
A Rafael Santos Borré hay que decirle que la cosa no solo es de correr y correr. Lo trajeron para que marcara goles y tampoco se acercó.
Luis Fernando Díaz estuvo lejos del arco, lejos de su forma. Solo intenciones. Otro que hay que ponerle el ojo, porque también nos lo cambian en el vuelo desde Portugal.
A Radamel Falcao García también todos lo pedían, sin lesión, en forma, y estuvo en el estadio, pero no todos los días caza el tigre. Y en esta oportunidad nos quedamos sin los goles y sin los puntos.
Y los que entraron no fueron solución o ingresaron lo hicieron con las palabras más triste del español: «Tarde» o «Muy tarde».

Juan Guillermo Cuadrado buscando superar la marca de Cristian Cueva. Foto: Federación Colombiana de Fútbol

Todo hay que decirlo, no se jugó bien, pero tampoco tan mal para perder. El solo titular de la prensa peruana lo dice todo: TRIUNFO MILAGROSO.

Los pesimistas dirán, jugamos como nunca y perdimos como siempre, los optimistas responden, no merecimos perder. Alguna vez la prensa Argentina nos decía que Colombia podía jugar sin arco, porque no hacia goles. Era la época de Francisco Maturana y el bolillo’ Gómez, y sin embargo clasificamos a los mundiales de entonces. ¿Qué dirán ahora que superamos más de 500 minutos sin saber que es una celebración de un gol en eliminatorias? Así no se puede clasificar, la cosa es con goles. Hoy Qatar está más lejos que nunca de Colombia.
Y así que OHHH ¿Y AHORA QUIEN PODRA HACER LOS GOLES?, o tocará aferrarnos a la Rosa de Guadalupe.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 %