Medio ambienteZipaquirá

Capturados deforestadores en Sabana Centro

Con el propósito de frenar los crímenes contra el medioambiente, la Fiscalía y la Dirección de Carabineros de la Policía capturaron en los municipios de Zipaquirá y Cogua, Cundinamarca, a nueve presuntos integrantes de una red dedicada a deforestar recursos naturales en la sabana de Bogotá, según lo publicó eltiempo.com.

Dos de los capturados ya tenían órdenes judiciales y se les imputaron los delitos de concierto para delinquir, ilícito aprovechamiento de recursos naturales y el uso de documentos falsos. Ambos aceptaron cargos. Por otro lado, los siete miembros restantes, de los cuales dos son venezolanos, fueron detenidos en flagrancia en algunas zonas donde cometieron los crímenes ambientales. A estos también se les imputó el delito de aprovechamiento ilícito de recursos naturales.

También se halló que, presuntamente, los criminales talaban bosque nativo para procesar madera y comercializarla ilegalmente con permisos de movilización falsa hacia distintos puntos del país. Algunas de las especies mayormente afectadas en estas reservas fueron cedros, acacias, guaduas, lindes, entre otras más. Durante el golpe, las autoridades inmovilizaron tres vehículos en los que se transportaban cerca de 100 metros cúbicos de madera con los respectivos permisos falsos.

- Publicidad -
- Publicidad -

De acuerdo con las investigaciones, este grupo habría sido el responsable de la deforestación de aproximadamente 2.000 hectáreas en zonas de reserva natural en el Páramo de Guerrero, Parque Pionono y en el Embalse del Neusa.

Más capturas

Por otro lado, el CTI de la Fiscalía, en coordinación con el Ejército Nacional, halló en la zona rural del municipio de Guatavita, también en Cundinamarca, una mina de explotación ilegal de carbón.

La cantera ejercía labores sin permisos ni autorizaciones ambientales, además que ocasionó una grave contaminación a los recursos naturales de la zona por la irregular extracción de carbón, vertimiento de combustible en el suelo y mal uso de las aguas residuales.

En este operativo fueron capturados cinco miembros dedicados a la extracción del material, a quienes les imputaron tres cargos: el daño a recursos naturales, contaminación ambiental y explotación ilícita de yacimientos mineros.

Talaban bosque nativo para procesar madera y comercializarla ilegalmente con permisos de movilización falsa.

Foto portada: Sector deforestado en el Alto del Águila en Zipaquirá. Foto de Abel Cárdenas de El Tiempo -Texto tomado de eltiempo.com-

- Publicidad -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De interés